Vida a sus años… vida a sus sueños…

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En todo lo que tiene que ver con mis hijas y su crecimiento, me declaro una persona totalmente cursi!  Me encanta ver los pequeños detalles en sus cambios… desde cómo les cambian sus manitas, hasta descubrir esos nuevos lunares que las acompañarán toda su vida, ver como con cada día que pasa,  se definen un poco más sus personalidades.

Siempre escuchamos frases como “la belleza está en las pequeñas cosas”, “el tiempo vuela”, pero creo que como humanos “adultos” sacrificamos muchísimo para realmente interiorizarlo. Lo cual tiene un poco de ironía, porque es algo con lo que se nace… es una cualidad innata de los niños; y que por alguna razón al “madurar” lo dejamos de lado, lo perdimos en el camino. De alguna manera lo ideal es ir en contra la corriente y mantener viva nuestra infancia… las risas sin razón, la inocencia, el ser feliz simplemente porque si!

Me sentiría totalmente satisfecha en mi papel como mamá si lograra que nunca completaran esa madurez, esa que nos hace vivir corriendo sin apreciar, sin descansar, sin soñar, sin respiro, sin realmente vivir. Ojalá y  siempre las sorprendan la luna, mecerse en hamacas, las formas de la nubes, el color de las mariposas, lugares nuevos, el mar, la música! Que su vida se llena de música! Que apreciar los detalles y aprovechar el tiempo no fueran solamente frases que todos usamos a diario sino que sea su estilo de vida.

Si no estuviéramos tan preocupados por cumplir con fechas de entrega, con encajar en la sociedad (y toooodo lo que eso implica) nos daría más tiempo para dedicárselo a lo realmente importante… VIVIR! De que nos sirve vivir miles de años si los desperdiciando coleccionando cosas? No es más reconfortante coleccionar momentos… recuerdos? Y la diferencia entre un momento y otro son los detalles… Después de muchos años no recordaré las horas frente a la computadora terminando determinado trabajo, pero siempre atesoraré la imagen de mis princesas durmiendo… saber que en ese preciso momento están llenando su vida de sueños, con los que lograrán llenar sus años de vida!

FELICIDAD?… Y eso como se logra?

En estos días he leído un poco acerca de lo que hay y lo que no hay que enseñarle a los hijos para ser felices…. Y es impresionante la cantidad de contradicciones y opiniones al respecto, incluso entre profesionales de las mismas áreas.
Y como en todo, se llega a la conclusión de que no hay una receta perfecta, ni tampoco hay leyes específicas que se puedan seguir para lograr la felicidad… ni siquiera hay una sola definición para la palabra!
Todos somos diferentes, y cada personita nueva es diferente. Por lo que cada quien hace su lista de prioridades de cosas, costumbres, y valores que quisiera que sus hijos tuvieran.
Yo, más que enseñarles que hacer, puedo y prefiero enseñarles lo que no deben de hacer, porque en la poca experiencia que tengo hasta el momento, solo he podido aprender de los errores. Es por eso que ahí hay una pequeña lista de las cosas que quisiera mis princesas evitaran.

  1. Buscar la vida perfecta: eso no existe, y si existiera sería muy aburrida. La mayoría de las veces lo que más nos ha costado es lo que más valoramos, en una vida perfecta todo llegaría sin mayor esfuerzo. De hecho si se siente que se tiene la vida perfecta es porque no te estas esforzando por mejorar. Lo cual es una mala señal de conformismo.
  2. Excusas: hay pocas cosas que tolero tan poco como las excusas… existen errores, olvidos, atrasos, etc, etc , etc, pero la excusas son una muestra de falta de interés y hasta irrespeto hacia la inteligencia de otros… es mejor enfrentar consecuencias que inventar excusas, personalmente le pierdo un poco el respeto y la confianza a las personas que inventan excusas para justificar faltas.
  3. “El dinero no compra la felicidad pero ayuda”: estoy en total desacuerdo con esto, y no voy a mentir a veces quisiera poder comprarme cosas de las que tengo; pero eso no me hace infeliz… la felicidad se basa en cualquier otra cosa menos el dinero. Y eso lo aprendí de mis hijas…. Para mi es infinitamente más valioso cada segundo que puedo pasar con ellas que comprar un mall completo!, y son un millón de veces más valiosas las obras de arte que ellas me hacen con sus manitas, que el perfume más caro de todos. La felicidad está adentro de cada persona… incluso se puede ser feliz en momentos críticos… y es curioso se puede tener todo el dinero del mundo, que siempre se van a tener momentos críticos.
  4. La suerte: otro leyenda urbana…. La suerte no existe, si se quiere algo hay que ir a buscarlo y esforzarse por lograrlo. Incluso fallar muchas veces hasta conseguirlo.
  5. Negatividad, celos, inseguridad, resentimiento: son palabras y sentimientos que hay que eliminarlos del vocabulario, incluso cuando hay personas que no colaboran mucho en poder descartarlas… de hecho a esas personas es mejor eliminarlas también.
  6. La aprobación de otros: si lograra que mis hijas tuvieran una opinión propia acerca de cualquier cosa, siempre escuchando a los demás pero manteniendo y creando su propia opinión… estaría totalmente satisfecha con mi papel como mamá. Nunca se debe buscar la aprobación ajena, se debe buscar la aprobación personal, porque después de muuuuchos años a la única persona a la que hay que rendirle cuentas es a la que está en el espejo.
  7. La idea de la pareja perfecta: en pocas palabras… si es humano, no es perfecto… punto. Simplemente se acepta con sus defectos y sus virtudes… solo hay que poner en una balanza para saber que pesa más. Y por favor… no hay que cargarle la felicidad propia a alguien más… no es justo, además de que esa persona está buscando SU PROPIA felicidad.
  8. Juzgar , esperar y controlar: son tres verbos básicos que no hay que poner en práctica… No se debe juzgar a los demás, ni sus costumbres, ni sus fallas, ni sus creencias, ni su color, ni su bolsillo, ni su educación, NADA!. Y no se debe esperar nada de nadie… es más!…se gana más y mejores sorpresas cuando no se espera, además se evitan desilusiones, enojos y tristezas, que cuando si se espera. Y controlaaar… mmm… para qué tratar de controlar al resto de las personas cuando muchas veces ni si quiera nos podemos controlar nosotros mismos? Es sentido común, no se pide lo que no se puede dar.
  9. Independencia… tema tabú… porque? Porque a veces se confunde independencia con egoísmo, falta de consideración y compasión hacia los demás… en lugar de dependencia prefiero los conceptos de: trabajo en equipo, compasión y empatía para con cualquier otro ser humano que nos rodea.
  10. El pasado: el pasado es un tema muy complejo para mi, porque siempre se escucha a los expertos decir que hay que dejar el pasado atrás y enfocarse en el presente… en lo que estoy de acuerdo solo con la parte del presente… porque aunque uno no quiera el pasado ya está atrás pero de ahí viene toda la experiencia y los conocimientos que cada persona tiene…. Es como esperar que una computadora tenga todas las programaciones y documentos que se generaron durante mucho tiempo, después de formateada… simplemente no se puede perder la información que se ha recolectado en el transcurso del tiempo. Y creo fielmente en el dicho “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”. Solo recordando lo aprendido en el pasado se evitan molestias futuras; pero se debe hacer una salvedad… uno debe guardar solo lo que le sirva para bien… el rencor, el enojo y la rabia… no tiene que quedar en el baúl de experiencias… si no, no vale la pena…además de que es señal de que no se ha aprendido NADA.
  11. El cuerpo perfecto: no existe; ni siquiera es posible! todos tenemos algo que no nos gusta, pero es como con las rosas… si te gustan las rosas hay que aprender a aguantarse las espinas…. La belleza no está por fuera, está en sentir orgullo de quién se es, con todo… la nariz grande, el pelo inmanejable, el lunar raro, etc, etc. Me encanta la frase: “trata de que el niño que fuiste, esté orgulloso del adulto que eres”… personalmente creo que ahí está la belleza… el resto son pluses que no hay que dejar de lado; PEEERO por salud, no por vanidad…

Esta es mi lista de cosas que no hay que hacer, si se quiere lograr la felicidad… la felicidad llega por añadidura… si se enseña a hacer las cosas de la mejor manera posible, no buscando un fin último sino más bien solo porque si, solo porque esta bien hecho. Yo no quiero enseñarles a mis princesas mágicas como caminar y sobrevivir en el mundo… me interesa más enseñarlas a volar, buscar metas todo el tiempo y soñar… nunca deben dejar de soñar.

LAM

Empezando…

Estoy empezando con esto de los blog’s porque quisiera de alguna manera poder mostrarles a mis princesas lo mucho que me cambiaron la vida… y lo que significan para mi.

Cuando la gente habla de que los hijos cambian la perspectiva de la vida… realmente se quedan cortos! cambia todo! cambia la forma en la que ves el contexto en el que vives, en como se ve uno mismo, en como se ve a los demás… cambias TOTALMENTE de prioridades…. y se deja de sobrevivir para empezar a vivir, a disfrutar cada segundo, cada instante…

Me he llegado a convencer que ellas han llegado a mi vida no para que yo les enseñe mayor cosa… no, todo lo contrario… yo aprendo de ellas; de su nobleza, su sociabilidad, su sinceridad, su compasión ante los demás, su inocencia, su alegría, su sencillez para disfrutar de cada pequeña cosa… de ellas he aprendido el verdadero significado del amor, porque ellas lo dan sin condiciones, sin rencores, sin exigencias … simplemente lo dan y eso las hace felices…

Me he propuesto cada día hacer mi mayor esfuerzo por no tomar la vida tan en serio… maravillarme como ellas de las cosas pequeñas… una flor, una mariposa, ah JUGAR!, no entiendo como al crecer nos volvemos tan estúpidos y olvidamos lo bello que es jugar, reirse hasta que te duela… es el mejor ejercicio que hay! y nos da chance de comer sin contar calorias. Hacer siestas, dar abrazos, pintar!

Por eso es que quisiera compartir lo que he podido aprender… y poder mostrárselos a ellas cuando crezcan, para que nunca lo olviden… porque creo que todos los niños tienen el secreto de la felicidad y tratan de expresarlo de todas las maneras posibles…. pero nosotros, los “adultos” en nuestra sociedad “culta”, nos hemos vuelto tan ciegos y tan sordos que hemos dejado de escuchar con el corazón.

Existe una frase en la cual me apoyo todos los días…. “lo escencial es invisible a los ojos”, y es por eso que hay que buscarlo con el corazón.

P